Introducción al hormigón armado con acero

Acero El hormigón armado es aquel en el que se han incorporado barras, placas o fibras de refuerzo de acero para formar un material que de otro modo sería frágil. En los países industrializados, casi todo el hormigón utilizado en la construcción es hormigón armado.

Hay una serie de materiales de construcción que se han considerado excepcionales cuando se utilizan en la construcción de edificios. Uno de estos materiales de construcción excepcionales es el hormigón de acero. Los puentes reforzados con acero también se encuentran entre los tipos de puentes más comunes construidos. De hecho, la gran mayoría de los puentes de carreteras son de este tipo y se encuentran con mayor frecuencia a lo largo de las carreteras interestatales. Para mayor resistencia y soporte, el hormigón utilizado en la construcción de estos puentes a menudo se refuerza con barras de acero incrustadas que comúnmente se denominan barras de refuerzo.

El hormigón de acero es un tipo específico al que se le han agregado barras de refuerzo de acero fuerte o fibras mientras gotea, creando un tipo de hormigón muy fuerte que es capaz de soportar casi cualquier cosa cuando se ha secado. Debido a que los resultados del uso de acero reforzado son tan buenos para la resistencia del edificio, la mayoría de los edificios modernos utilizan hormigón reforzado con acero en el proceso de construcción.

El hormigón de acero puede fallar debido a una resistencia insuficiente, provocando fallas mecánicas o debido a una reducción de su durabilidad. La corrosión y el congelamiento pueden dañar el hormigón armado mal diseñado o construido.

Características físicas del hormigón armado con acero:

o El coeficiente de expansión térmica del hormigón es similar al del acero, eliminando tensiones internas debidas a diferencias en la expansión o contracción térmica.

o Cuando la pasta de cemento dentro del hormigón se endurece, se adapta a los detalles superficiales del acero, permitiendo que las tensiones se transmitan eficientemente entre los diferentes materiales.

o El ambiente químico alcalino proporcionado por el carbonato de calcio hace que se forme una película pasivante en la superficie del acero, haciéndolo mucho más resistente a la corrosión de lo que sería en condiciones neutras o ácidas.

El hormigón de fibra también se está convirtiendo en un material de construcción cada vez más popular debido a sus propiedades mecánicas mejoradas sobre el hormigón no reforzado y su capacidad para mejorar el rendimiento mecánico del hormigón armado convencionalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *