Gestión de obras: accesibilidad

Las obras de construcción ofrecen diferentes desafíos en lo que respecta a la accesibilidad. Esto sigue al hecho de que existe un movimiento masivo de hombres (mano de obra) así como de transportistas de materiales. Estos van desde camionetas hasta remolques. Dependiendo de los artículos que se muevan, el peso es diferente y, como tal, la capacidad de la ruta hacia y desde el sitio debe coincidir con estos requisitos. También habrá visitantes en vehículos personales ligeros, especialmente consultores y posibles compradores de propiedades en caso de proyectos comerciales o posibles inquilinos en caso de espacios residenciales u otros espacios de alquiler. El acceso disponible o proporcionado debe satisfacer estos requisitos en la medida de lo posible. Las diferentes condiciones del sitio incluyen;

· Sitios vírgenes: Se refiere a un sitio nuevo donde antes no se ha realizado ninguna otra actividad de construcción. Esto significa que no hay acceso al punto específico de construcción. Cuando tal ruta pueda estar disponible, puede que no sea suficiente y podría necesitar mejoras. Esto puede incluir trabajos como talar árboles, cortar secciones altas y llenar las bajas, verter murram u otro material apropiado. También incluirá compactación, humectación y curado del material vertido. Al ser una ruta nueva y, a veces, temporal, necesitará mantenimiento. Cuando dicho acceso pase a través de la propiedad de otras personas, se deben buscar los permisos adecuados. Las autoridades locales también deben ser notificadas y provistas de planes como formas de evitar problemas como la perturbación ecológica. Por lo general, es aconsejable que la ruta de acceso para la construcción sea también el acceso permanente a la ruta permanente para acceder a la instalación terminada.

· Sitios existentes: estos son sitios que ya se han construido anteriormente. Pueden tener acceso existente. El único obstáculo sería cuando otros usuarios todavía utilicen dicho acceso, ya que creará un inconveniente y el uso de la entrega podría estar regulado solo en los períodos pico bajos. También podría surgir la necesidad de proporcionar rutas alternativas para los usuarios existentes. Un buen ejemplo aquí son las obras de mantenimiento o mejora de carreteras, mediante las cuales se crean y mantienen en buen estado los desvíos durante el período de construcción. Deben tomarse las medidas adecuadas para minimizar las molestias y prevenir accidentes.

· Sitios estrechos: estos son sitios únicos en el hecho de que tienen un espacio mínimo de maniobrabilidad. Aquí se encuentran ejemplos en centros urbanos o instituciones. La regulación aquí es muy estricta y, como tal, se deben implementar medidas estrictas para cumplir con dichas regulaciones. Estos sitios son muy difíciles de gestionar en lo que a accesibilidad se refiere. Un ejemplo es donde el hormigón se entregará en el sitio ya mezclado (en camiones de premezcla). Esto presenta el dolor de cabeza de la sincronización y evita molestias a otros usuarios.

La provisión de acceso a los sitios debe ser una actividad bien pensada. El mantenimiento debe tener la máxima prioridad. El diseño de tales vías de acceso también debe tener en cuenta el tráfico previsto para dicho proyecto. También se debe proporcionar y mantener en buen estado señalización vial y otros muebles similares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *